Somos SmartLab

Somos SmartLab

La inteligencia artificial aún no es capaz de reconocer un antojo a mitad
de la noche. No hay un algoritmo que pueda calcular cuántas veces
somos capaces de perdonar. Ningún sistema de reconocimiento facial es
capaz de identificar lo que genera un ataque de risa. Y todavía no se ha
creado un software que pueda predecir el día en que tu hijo
aprenderá a caminar. Más allá de cualquier innovación, nunca nos
olvidemos de lo más importante:

La inteligencia artificial aún no es capaz de reconocer un antojo a mitad de la noche. No hay un algoritmo que pueda calcular cuántas veces somos capaces de perdonar. Ningún sistema de reconocimiento facial es todavía no se ha creado un software que pueda predecir el día en que tu hijo aprenderá a caminar. Más allá de cualquier innovación, nunca nos olvidemos de lo más importante:

La tecnología sin personas, no tiene sentido.
SmartLab.

La tecnología sin personas, no tiene sentido. SmartLab.